Cuadernos de budismo

El nacimiento de nuestra publicación surgió de la experiencia de la primera comunidad budista de España que se formalizó en Los Molinos (Monóvar) con el nombre de Centro de estudios Tibetanos Nagaryuna, en ella residió el primer lama tibetano en venir a nuestro país, Gueshe Logsang Tsultrim, actual director del Centro Tara de Barcelona. El proyecto inspirado por Lama Yeshe y Lama Zopa para instaurar un centro de meditación y dar a conocer el budismo tibetano en España nos llevo a la necesidad de empezar a traducir textos y manuales de los que no existía prácticamente nada en español. Ediciones Dharma evolucionó para ser la editorial centrada en publicar los textos recomendados por los lamas, y de un modo natural nació la idea de la revista para impulsar tanto el proyecto del centro como de la editorial. No éramos periodistas ni teníamos idea alguna sobre edición, maquetación ni demás destrezas del oficio. Pero es lo que nos toco, fue una etapa de pioneros en la que tuvimos que aprender tareas y realizar trabajos aprendiendo sobre la marcha. No era posible optar a profesionales porque funcionábamos con recursos tan limitados que en algunas etapas de la comunidad tuvimos que hacer trabajos de artesanía para vender en mercadillos y ferias; una de nuestras especialidades era la confección de arreglos florales enmarcados entre dos cristales. Pero también vendimos bocadillos en la playa... y algunas otras actividades de subsistencia, o sea que tuvimos que valernos por nosotros mismos.

Los primeros números fueron totalmente artesanales impresos con una máquina de escribir de impresión a bola, maquetados página a página y con las últimas correcciones mecanografiadas, recortadas y pegadas con pegamento sobre el texto. El siguiente paso fue un ordenador Amstrad al que tuvimos que adaptar una impresora apta para impresión mecanográfica que trajimos de Londres porque no había este tipo de impresoras en España. Adaptar el script de la impresora para poder imprimir acentos y eñes fue un quebraderos de cabeza que nos llevo semanas ajustar. Ya mucho después un Apple de la serie más básica, que significo un cambio radical.

Fuimos capaces de mantener la publicación durante casi treinta años. Y creo que no me equivoco al decir que ha desempeñado una función reseñable en ayudar sobretodo a los practicantes o interesados en la meditación y filosofía budista.

Cuadernos de budismo nunca ha sido una revista de actualidad y excepto unas páginas publicitarias y la sección de libros todos los artículos continúan siendo relevantes hoy y pueden servir para dar una visión amplia del darma del buda en todas sus variedades. Si bien la inspiración principal pertenece al linaje guelugpa de Lama Tsongkapa y el Dalái Lama, nuestra publicación ha presentado trabajos de todas las tradiciones y escuelas budistas tanto tibetanas, como de zen y chan, además de la tradición vipásana y la teravada.

Ahora podéis conseguirlos todos los números atrasados y muy pronto en versión digital.

Esperamos que todavía algunos puedan extraer alguna o porque no mucha inspiración de esta humilde revista. No es baladí recordar que para meditar primero hay que escuchar o leer las enseñanzas.

Un cordial saludo en el darma

Xavi alongina

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para administrar la identificación, la navegación, proceso de compra y otras funciones. Puedes aceptar o denegar que podamos crear este tipo de cookies en tu dispositivo haciendo click en el botón correspondiente (y cambiar tu elección en cualquier momento). Sin embargo, ten en cuenta que si no aceptas el uso de cookies no podrás realizar algunos procedimientos como, por ejemplo, el registro en nuestra web o la compra de cualquier de los productos de nuestra tienda.