La meditación en la cocina

Joel y Michelle Levey

 

La técnica que sigue está inspirada en la evidencia de que todas las actividades de la vida diaria pueden transformarse en meditaciones, hasta las actividades más mundanas y ordinarias como lavar y cortar las verduras. La clave de esta trasformación se encuentra en el arte de prestar una concienzuda atención a todo lo que ocurra en el momento presente. Lo que determina el nivel de sensibilidad mental, no es la actividad que se efectúa sino la energía de la alerta que ponemos en ella. Todos nosotros dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a tareas rutinarias y mecánicas. Experimenta con estas líneas directrices para ver cómo puedes trasformar cualquier cosa que estés haciendo en una experiencia de despertar.

 

1. Empieza tomando contacto con la tierra. Siente el contacto entre las plantas de tus pies y el suelo. Advierte la sensación de tus pies tocando el suelo y siente el suelo conectado con la tierra.

2. Con las rodillas ligeramente dobladas, siente cómo tus piernas crecen adentrándose en la tierra. Las caderas, los muslos, las piernas creciendo y adentrándose en la tierra.

3. Seguidamente, lleva tu atención al centro de tu ombligo, tu centro de poder.

4. Ahora, deja que la parte superior de tu cuerpo se abra llenándose de energía. Mientras exhalas, deja caer los hombros. Con cada exhalación, relaja los ojos y tu mandíbula.

5. Con cada exhalación, vuelve a tu cuerpo. Observa la postura de tu cuerpo.

6. Sé receptivo. Permite que la sensación visual de las verduras venga a ti mientras las cortas con el cuchillo.

7. No hay otra cosa que hacer excepto sentir el cuchillo en tu mano. Siente su dureza. Hazte consciente de la sensación de contacto, el tacto del cuchillo en tu mano. ¿Estás haciendo más fuerza de la que se necesita para cortar? No aprietes tanto.

8. Deja que llegue hasta ti la sensación de la verdura que estás sosteniendo. Percibe la cualidad de las sensaciones que te produce.

9. Los pies tocan el suelo.

10. Las rodillas ligeramente dobladas.

11. Muévete a partir de tu centro.

12. Sé consciente de la respiración.

13. Los ojos relajados.

14. Recibe...

15. Permanece en contacto con las sensaciones.

16. Presta atención a cada momento como si fuera el último.

17. Flexible y alerta. Relajado y preciso.

18. La atención fluyendo momento a momento.

 

Extracto de El Arte de Relajarse Concentrarse y Meditar de Joel y Michelle Levey.

 

-Cortar la raiz de la mente descontrolada , Lama Zopa Rimpoche

-Los tres adiestramientos superiores, El XIV Dalai Lama

-La II celebración de la experiencia iluminada, Juan Manzanera

-Entrevista con el Ven. Sangharakshita II, Xavi Alongina

 

 

 

- Los doce vinculos de originacion interdependiente. Geshe Rabten Rimpoche

- Discurso por S.S el XIV Dalai Lama

- El retorno de Lama Yeshe

- Entrevista con el Ven. Sangharakshita. Xavi Alongina

- Rincones del Dharma. Centro de Retiros O.sel.ling

 

 

Transformación

El budismo tibetano tiene métodos para transformar tanto la energía del odio y de la aversión, como el deseo por el placer. Tenemos métodos para transformar estas hablando, cualquier persona que tenga un gran deseo por obtener algún tipo de placer experimentará dolor mientras no haya alcanzado su propósito. Cada vez que sienta ansiedad, estará experimentando malestar y seguirá experimentándolo mientras no satisfaga su deseo. Así es como funciona nuestra psique, esa es su naturaleza.

Con el método de yoga puedes experimentar placer, un placer que ya existe en ti. En pocas palabras, la práctica del método de yoga te proporciona placer cada día. Cuando tienes el placer a tu alcance, tu aferramiento es menos ambicioso. No necesitas luchar, ya no hay conflicto y en cierta forma te sientes liberado. Cuando disfrutas de cierto grado de placer y de satisfacción, adquieres confianza. Ya no tienes que esforzarte por alcanzar metas ambiciosas; y eso es justamente lo que queremos. En el sistema tibetano se dice que debes meditar un poco cada día para asegurar tu paz cotidiana. (Gran carcajada).

Para meditar en las sensaciones, primero te concentras en la respiración. Después, gradualmente, pasas a observar tu conciencia y seguidamente contemplas tus sensaciones. ¡Es tan simple! Para contemplar las sensaciones no necesitas visualizaciones, no necesitas ningún objeto externo; la sensación está siempre presente. Tienes sensaciones veinticuatro horas al día. Puedes sentirte feliz, desdichado o ni una cosa ni la otra. Puedes tener sensaciones físicas o mentales. Contemplar tus sensaciones puede ser muy útil. Estas meditaciones se explican en los sutras, no es algo que se hayan inventado los tibetanos. En los sutras del Buda se dice que hay que desarrollar memoria acerca de las sensaciones.

Esto se llama meditar o contemplar en las sensaciones. De este modo podrás resolver el problema de asirte a las sensaciones placenteras.

De un texto no publicado de Lama Yeshe.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para administrar la identificación, la navegación, proceso de compra y otras funciones. Puedes aceptar o denegar que podamos crear este tipo de cookies en tu dispositivo haciendo click en el botón correspondiente (y cambiar tu elección en cualquier momento). Sin embargo, ten en cuenta que si no aceptas el uso de cookies no podrás realizar algunos procedimientos como, por ejemplo, el registro en nuestra web o la compra de cualquier de los productos de nuestra tienda.